El Financiamiento Bursátil es una opción para atender necesidades financieras tanto del sector público como del privado.

Entre algunos de los beneficios para las sociedades emisoras podemos citar:


-    Diversifican sus fuentes de financiamiento, garantizando su estabilidad e independencia financiera.
-    Obtienen recursos a Mediano y Largo plazo, optimizan su estructura financiera.
-    Diseñan sus propias condiciones de financiamiento de acuerdo a sus necesidades específicas
-    Se capitalizan
-    Proyectan su Imagen Corporativa, ante clientes, proveedores y público en general.
-    Acceso a Mercados Internacionales.